Presentación de la Comisión Octubre en Castilla y León

acto-salamanca_09-01

Enlace relacionado: Plan 2017 de la Comisión Octubre

Lenin

lenin-detalle

En la fecha de la publicación de esta entrada, hace 93 años, fallecía el primer Presidente del Consejo de Comisarios del Pueblo (Sovnarkom) y máximo dirigente de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas desde su constitución en 1922, Vladimir Ilich Uliánov, Lenin.

Lenin nació el 22 de abril de 1870 en la ciudad de Simbirsk [desde su muerte y en nuestros días Uliánov, en honor a Lenin], a orillas del Volga, en el seno de una familia acomodada. Su padre, Ilyá Nikoláievich Uliánov, era inspector escolar de la provincia. El pequeño Volodia [diminutivo de Vladimir], como le llamaban en casa, tuvo una infancia feliz en el seno de una familia culta y sin problemas económicos. En sus primeros años y durante la adolescencia, Volodia, se dedicó a sus estudios, mostrando preferencia por la literatura clásica. El director de su instituto, Fiódor Kerenski (padre de Alexandr, futuro primer ministro derrocado por la Revolución Bolchevique), retrató al joven Uliánov como un alumno ejemplar.

El primer contacto con la política de Vladimir sería a partir de la detención, el encarcelamiento y la muerte de su hermano mayor Alexandr, ejecutado tras conspirar para atentar contra el zar Alejandro III y ser descubierto por la Ojrana, la temible policía política zarista. Alexandr fue ejecutado junto a cuatro de sus compañeros, tras rechazar arrepentirse, en mayo de 1887. El despertar político de Vladimir, con 17 años recién cumplidos, fue dramático, puesto que sentía una gran admiración por su hermano mayor, aunque a diferencia de éste, no se integró en ninguno de los numerosos grupos nihilistas que proliferaban en la Rusia del último tercio del siglo XIX. Sigue leyendo

Construcción del socialismo (VI). El debate sobre la industrialización (1ª parte)

lenin-masas

… Viene de la Quinta Parte: Construcción del socialismo (V): la decisión de industrializar el país

EL DEBATE SOBRE LA INDUSTRIALIZACIÓN (1ª PARTE). LAS TESIS DE BUJARIN

Hacia la mitad de la década de 1920, en presencia de los primeros síntomas de recuperación económica, y con el precedente del debate suscitado por la crisis de las tijeras, la reflexión de los dirigentes comunistas se centró en la estrategia más favorable para desarrollar la industrialización de la economía soviética.

La estructura económica de aquel momento se basaba en el predominio de las relaciones de producción mercantiles que regían la producción agraria, convertida por la Nueva Política Económica (NEP) en el sector estratégico de la economía soviética. Sin embargo, en términos políticos, la industrialización se mantenía como un elemento indispensable para el avance hacia el socialismo.

El debate se centraba en las propuestas de industrialización y en la función que para ello debía jugar la agricultura. La polémica aparecía en torno a los criterios divergentes que se podían sustentar sobre el proceso a seguir, desde la situación existente hasta los objetivos a largo plazo. En esa polémica el margen de discrepancia era profundo e incidía tanto en las concepciones económicas y políticas de fondo que las respectivas posiciones sustentaban, como en las opiniones concretas sobre la NEP en vigor desde 1921. Sigue leyendo

Presentación de la Comisión Octubre en la Comunidad de Madrid

acto-madrid_10-02

Enlace relacionado: Plan 2017 de la Comisión Octubre

Presentación de la Comisión Octubre en el País Valenciano

acto-valencia_20-01

Enlace relacionado: Plan 2017 de la Comisión Octubre

Plan 2017 de la Comisión Octubre

2017


1. OBJETIVOS POLÍTICOS

Entre los objetivos de la Comisión Octubre están conmemorar el centenario de un acontecimiento que cambió el curso de la historia de la humanidad y poner en valor su legado a nuestras generaciones desde un discurso crítico, fuerte y de clase, que apueste por la recuperación de la izquierda y de los valores de la paz, el progreso y el socialismo, los valores de Octubre; una necesaria batalla ideológica para hacer frente al pensamiento débil dominante, basado en el sentido común hegemónico y en la vuelta de doctrinas transversales o interclasistas —reaccionarias e involutivas— que han supuesto el factor principal del actual proceso de ­liquidación de la ­izquierda española. Una izquierda hoy sumida en una crisis de identidad sin precedentes y que sufre una nefasta ausencia de dirección y de ­estrategia política de transformación social y cambio real frente al poder económico y a la derecha en el gobierno y los aparatos del ­Estado.

No se trata, por tanto, de un ejercicio de nostalgia o melancolía, sino de la reivindicación y actualización de Octubre en nuestros tiempos como aportación necesaria a la imprescindible e inaplazable tarea de reconstruir la izquierda aquí y ahora y volver a situar las luchas, hoy dispersas, en el plano de la realidad: el conflicto capital-trabajo como elemento vertebrador y la lucha de clases, hoy casi abandonada a su suerte debido a la práctica incomparecencia de una izquierda política real tanto en la calle como en las instituciones.

En este sentido, la Comisión Octubre puede y debe ser un espacio de trabajo ­colectivo y de unidad para la reconstrucción de la izquierda transformadora, hoy en proceso de liquidación, y de la opción comunista en el movimiento obrero, hoy relegada al papel de comparsa (o en el mejor caso “sector crítico” marginal) de doctrinas interclasistas objetivamente involutivas. Todo ello desde un discurso ­político de clase claro, nítida y abiertamente confrontado al “relato” interclasista de una exizquierda domesticada e institu­cio­nalizada que baila al compás de la ideología dominante en los platós de la ­derecha mediática, de los medios privados de comunicación de quienes detentan poder económico, sus principales promotores desde mayo de 2011.

De la misma forma que los bolcheviques fueron capaces de contraponer un nuevo modelo de democracia de los trabajadores de la ciudad y del campo (los soviets), frente a los reformistas domesticados de la época que se afanaban de forma casi exclusiva en el parlamentarismo y en lo institucional; salvando las evidentes distancias históricas y políticas, hemos de poner en valor en la actualidad y ante nuestras generaciones la necesidad de reconstruir una izquierda transformadora que realmente plante cara y luche contra el capitalismo en esta fase de globalización imperialista y belicista, así como que defienda los intereses de los trabajadores en el conflicto ­capital-trabajo allá donde esté, en la calle o en las instituciones. En la perspectiva de construir el socialismo y recuperar los valores de la paz y el progreso, hoy conceptos excluidos del discurso ­político dominante ­y del debate ­público.

Resumiendo: reivindicar en la actualidad el legado histórico de la Revolución ­Socialista de Octubre en el año de su Centenario y ser una herramienta eficiente que colabore en la necesaria batalla política e ideológica por la recuperación y ­reconstrucción de la izquierda. Sigue leyendo

1917-2017: es el año del Centenario de la Revolución que cambió la historia

100-lenin Sigue leyendo